La importancia de la presión correcta en las llantas del coche.

Uno de los elementos más importantes de un vehículo es el neumático y de su estado depende que la conducción sea más o menos segura., es de vital importancia el tipo, la presión de las llantas del coche y su estado de conservación. Pero, a veces, las ruedas no reciben toda la atención que necesitan.

Presión de los neumáticos del coche.

Imagen 1

Además de la compra de un buen neumático, existe un aspecto primordial a tener en cuenta y que además no cuesta dinero: comprobar periódicamente la presión de los neumáticos del coche. Al asegurarnos de que circulamos con la presión aconsejada por el fabricante podemos además reducir el consumo de combustible al mínimo posible y alargar la vida de la banda de rodadura.

Como norma general hay que revisar la presión de los neumáticos del coche una vez por semana o, al menos, una vez cada 15 días. Hay coches que incluso disponen de un avisador de pérdida de presión y los modelos más sofisticados tienen un medidor de presión de todas las ruedas que se puede comprobar en cualquier momento.

No intentes calcular la presión de las llantas sólo con la mirada

La capacidad de carga de las llantas es determinada por el tamaño de las mismas y por la presión de inflado. Llantas grandes y presiones altas proporcionan más capacidad de carga, mientras que llantas más pequeñas y presiones más bajas proporcionan menos capacidad.

Las llantas correctamente infladas reciben el soporte apropiado de la presión de aire contenido para proporcionar una distribución uniforme de carga a través de la pisada. Esto tiene un impacto significativo en el desgaste, la resistencia de rodada y la durabilidad, así como en una rápida y precisa respuesta de manejo.

Los neumáticos, de hecho, son la principal causa mecánica de accidentes de tráfico. Además, muchos de ellos son accidentes graves ya que se suelen producir a alta velocidad, que es cuando los esfuerzos sobre el neumático son mayores.

No es sencillo determinar cuándo las llantas se encuentran por debajo de su presión óptima de inflado a simple vista. El aspecto de la llanta por sí sola no confirma la presión. No se pueden utilizar los ojos como medidor de presión de las llantas.

Las llantas correctamente infladas proporcionan buena respuesta y dirección confiable. Las llantas mal infladas requieren más intervención de manejo para iniciar maniobras, son más lentas para responder, están fuera de sincronía durante las transiciones en lugar de moverse al unísono.

La reacción de las llantas traseras es más lenta que la de las llantas delanteras, dando como resultado una sensación de desequilibrio que el conductor percibe inmediatamente.

Consejos para obtener el adecuado funcionamiento de las llantas:

  • Revisa la presión de las llantas (incluyendo la de refacción) al menos una vez por mes o antes de realizar cualquier tipo de viaje.
  • Las llantas deben ser verificadas cuando están frías, es decir, antes de recorrer más de un kilómetro y medio.
  • Cuando la temperatura exterior cambia, también lo hace la presión de inflado. Por cada 5ºC que baje la temperatura, la presión de la llanta bajará una libra por pulgada cuadrada (PSI).
  • En clima caliente, las llantas pueden perder hasta dos libras de aire por mes. Tenerlas por debajo de su presión es la principal causa de fallas, así que revísalas regularmente.
  • Nunca desinfles o reduzcas la presión de las llantas cuando estén calientes. Es normal que la presión aumente como resultado del manejo.
  • Asegúrate que las válvulas estén equipadas con tapón para mantenerlas libres de polvo y humedad. Instala una válvula nueva siempre que cambies de llanta.

A pesar de ser especialistas en Transmisiones Automáticas, también puedes  acercarse con nosotros ya que somos expertos en el cuidado preventivo y correctivo de tu vehículo en general.

Estamos Ubicados en Calle Irepan 102- A Col Feliz Ireta en Morelia Michoacán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *